Iluminación eficiente y respetuosa con el medio nocturno. La villa de Noreña renueva todo su alumbrado exterior con un proyecto a medida

0
175
Noreña renueva todo su alumbrado exterior
Luminarias Siglo XLA LED 2200 K de ATP Iluminación en el emblemático quiosco de la Música de Noreña.

ATP Iluminación

Las nuevas luminarias LED con temperatura de color ultracálida 2200 K logran un ahorro energético del 65 %

El Ayuntamiento de Noreña, Asturias, ha completado recientemente la renovación de todo el alumbrado exterior de la villa homónima, compuesto por más de 1200 luminarias, en un proyecto personalizado de gran envergadura en el que ATP Iluminación ha desarrollado soluciones a medida para lograr un resultado óptimo en cada rincón del pueblo.

La iluminación de la villa constaba de una mezcla heterogénea de faroles de entre 100 y 200 W de vapor de sodio a alta presión (VSAP) y halogenuros metálicos (HM) que, además de consumir una cantidad excesiva de energía, generaban mucha más luz de la necesaria, con el consiguiente aumento del flujo al hemisferio superior (FHS) y la reflexión lumínica hacia el cielo.

Noreña renueva todo su alumbrado exterior

Noreña renueva todo su alumbrado exterior
Antes/ahora en la ermita del Ecce Homo (Siglo XLA). La TCC ultracálida 2200 K aúna un porcentaje ínfimo de componente espectral azul (el que se esparce con más facilidad en la atmósfera) con un IRC >70.

Objetivos

Esta actuación se planteó minuciosamente desde el principio para obtener un alumbrado lo más racional y eficiente posible, que se ajustara a las necesidades de cada zona de la villa de Noreña y que ante todo evitara la sobreiluminación en cualquier punto. Con esta idea, ATP realizó más de 400 estudios lumínicos en estrecha colaboración con la ingeniería encargada del proyecto, a partir de los cuales se diseñarían y fabricarían soluciones lumínicas óptimas para las distintas áreas que conforman el paraje.

Además de conseguir la máxima eficiencia y reducir potencias y flujos, al tratarse de una villa residencial tranquila con zonas destinadas al asueto, se requería una temperatura de color cálida o ultracálida que ofreciera un alto índice de reproducción cromática y a la vez respetara los ciclos circadianos con un porcentaje mínimo de componente azul en el flujo espectral radiante. Asimismo, dado el clima lluvioso de la región, era necesario que el producto fuera completamente hermético y resistente a la corrosión, y que contara con una amplia garantía.