Sevilla podría dejar de emitir 564.000 kg de dióxido de carbono si elige energía solar para sus paradas de autobús

0
642
sevilla-paradas-campar

Cada estación solar para autobús supone un ahorro medioambiental de hasta 800 kg de dióxido de carbono al año. Los costes de instalación de estas paradas inteligentes se reducen en un 80% ya que no necesitan suministro eléctrico convencional. Estas paradas sostenibles tienen la tecnología y mantenimiento de la empresa Capmar

España tiene una situación privilegiada en cuanto a la energía solar. Y dentro de España, Andalucía es la región con más horas de luz solar; de hecho, sus costas, Costa del Sol y Costa de la Luz, llevan este orgullo por nombre. Desde las 3.100 horas de sol al año que recibe Córdoba, a las 3.527 de Huelva; supone una irradiación solar media de 5,0 kWh/m2 al día.

Pese a que la cantidad de horas de luz es mayor en el sur que en el norte, pocos organismos públicos, empresas y particulares aprovechan esa energía a pesar del ahorro energético y económico que supone. Las paradas y marquesinas de autobús, hasta ahora muchas patrocinadas en parte por empresas de publicidad, también pueden aprovechar la energía solar y ser autosuficiente.

sevilla-paradas-campar

Una parada de autobús tradicional digitalizada vierte cada año 1.098,85 kg de dióxido de carbono y consume una media anual de 2.289,60 kWh. Una ciudad como Sevilla, por ejemplo, tenía en 2018, 683 paradas de autobús urbano, según datos de TUSSAN; al tener algunas paradas marquesina doble el número total de marquesinas instaladas es de 705.

Si todas las paradas están digitalizadas, en total se vierten en Sevilla 774.689,25 kg de dióxido de carbono. Actualmente, hay soluciones inteligentes que funcionan 100% con energía solar y ofrecen un servicio completo al ciudadano.

Paradas digitalizadas y sostenibles

Este sistema de información con energía solar que puede aplicarse tanto a marquesinas como paradas lo instalan mantienen empresas como Capmar, una empresa familiar de segunda generación. Estas estaciones inteligentes son autónomas respecto a la red eléctrica ya que se abastecen energéticamente mediante una placa solar fotovoltaica con suficiente autonomía y mínimo consumo. Asimismo cuentan con un acumulador de energía que les permite seguir dando servicio durante la noche.

“No consumen energía procedente de fuentes contaminantes, ni emiten ningún tipo de gases durante su funcionamiento. Son paradas totalmente sostenibles y de coste cero, en lo referente a la factura de la luz. Además, son fáciles de instalar puesto que no requieren de ninguna obra civil considerable. Pueden instalarse tanto en núcleos urbanos como en vías interurbanas donde no haya conexiones energéticas”, afirma Nicolás Capablo, CEO de Capmar.

Cada sistema solar de Capmar supone un ahorro de 800 kg de emisiones de dióxido de carbono al año frente a una convencional mientras que, para las Paradas Solares Informativas (PSI), el ahorro de emisiones de CO2 es de 4,7 kg al año. Es decir, una ciudad como Sevilla con 705 marquesinas, ahorraría al año 564.000 kg de emisiones de CO2.

Información en tiempo real

Las estaciones solares de autobús de Capmar cuentan con un sistema innovador y sostenible de paneles de información que funcionan íntegramente con energía solar. El usuario de transporte público está informado en tiempo real de horarios e incidencias de la línea sin que suponga un coste ni para el medioambiente ni económico.

El sistema de información al viajero de Capmar funciona mediante conexión GPRS y se compone de tres partes: el software, un servidor de gestión de datos y los paneles de información al usuario. El software, también desarrollado por Capmar, es la aplicación para el control de las pantallas. El servidor de gestión de datos se encarga de integrar la información que recibe de los diferentes proveedores a través del Sistema de Ayuda a la Explotación (SAE), que ya utilizan las compañías de autobuses y que permite conectar con el sistema operativo y distribuirlas en los diferentes paneles informativos de las estaciones. Y las pantallas de información que usan la tecnología de los libros electrónicos o papel digital con tinta electrónica, lo que supone un consumo energético muy bajo.

web empresa