Iluminacion saludable, farolas que saben cómo te sientes

0
21
CIRCADIONIC, luminarias inventadas en España, fabricadas en Galicia por Setga

SETGA

Imagina ciudades en las que la iluminación publica de sus calles se adapta al ciclo circadiano de sus habitantes. Ya existe y se llama CIRCADIONIC, luminarias que respetan el ritmo vital de los habitantes, es un invento español fabricado en Galicia por Setga.

Para mantener una buena salud es necesario que el sistema circadiano funcione correctamente. La luz es el principal sincronizador del sistema circadiano y por tanto, es importante que el día sea día y la noche sea noche, lo que implica hacer un uso adecuado de la iluminación tanto en el interior de edificios como en el exterior, y respetar un mínimo de horas de oscuridad.

CIRCADIONIC, luminarias inventadas en España, fabricadas en Galicia por Setga

Con carácter general, los niveles de iluminación habituales de interiores en horario diurno, si bien suficientes para asegurar el rendimiento visual, son notablemente inferiores a los encontrados en el medio natural. Por el contrario, en horas nocturnas y tanto en interiores como en el exterior, los niveles de iluminación artificial son sensiblemente superiores a los niveles naturales a los que nuestra biología está evolutivamente adaptada.

Una iluminación saludable debe procurar recuperar el contraste día-noche, aumentando los primeros y disminuyendo los segundos.

La luz recibida a deshoras en cantidades o con composición espectral inadecuada es un elemento disruptor del sistema de regulación circadiana, con potenciales efectos negativos para la salud humana.

Los efectos de la luz sobre la fisiología humana dependen de un gran número de factores, entre ellos de la intensidad, como los tonos tenues y cálidos que nos facilitan el sueño, frente a fuertes luces frías de cocina que permitan ver bien lo que cocinamos y mantener la concentración. O el ambiente intimo que propicia un restaurante frente a las luces blancas de una clínica dental. ¿Y si todos estos matices se pudiesen dar en el alumbrado público de las ciudades sin necesidad de cambiar la iluminación de las farolas? Misma luminaria, distintos tonos en función de los biorritmos de sus habitantes a lo largo de las distintas horas del día.