Serpentine Pavilion

0
1079
Serpentine Pavilion

Selgascano. Estudio de Arquitectura

«Decidí que la estructura y las dimensiones técnicas del diseño nunca debían separarse de la naturaleza y la vida humana.»

Tan pronto como Julia Peyton-Jones y Hans Ulrich Obrist nos mencionaron la posibilidad de diseñar el Pabellón de la Serpentine, empezamos a pensar en las características principales que la estructura necesitaba y el material que tenía que definirlo. Comenzando con algo simple —que este pabellón se iba a construir en el Park Royal en Londres— nos preguntamos: ¿cuáles son los materiales locales que representan a Londres? ¿Qué material se debe utilizar en el Royal Park? Casi de inmediato, pensando en estos conceptos y llevados por intereses más personales, decidimos que el pabellón estaría enteramente hecho de un solo material, y la transparencia sería su lema. Por lo tanto, presentamos un pabellón único de plexiglás.

Serpentine Pavilion

Pero tan rápido como llegó, se fue. Esa primera idea se derrumbó a causa de las regulaciones locales, especialmente las estrictas normas de seguridad contra incendios, con lo que quedó descartada totalmente la opción del material elegido. En ese instante nos despertamos, abrimos los ojos y nos dimos cuenta de que estábamos en el mismo lugar de siempre, haciendo lo mismo de siempre, la arquitectura acaba, arquitectura real, donde hay miles de restricciones y, como de costumbre al final de cada proyecto, estas restricciones son en última instancia, sus definidores reales.

También eramos muy conscientes de que estábamos trabajando para el 15 aniversario del pabellón, la celebración de lo que se conoce como el aniversario de «cristal», y tuvo que ser —sin que se asemeja a ninguno— una especie de homenaje a todos ellos, una especie de homenaje a todas las historias contadas en esas arquitecturas.

Así que, decidimos utilizar estrictamente todos los trucos arquitectónicos —o herramientas si lo deseábamos— que se puedieran manejar para acentuar el único concepto que por fin se quiere utilizar: la experiencia pura.

Como un solo concepto, buscamos una manera de experimentar la arquitectura a través de sus elementos simples más comunes: estructura, la luz, la transparencia, sombras, la ligereza, la forma, la sensibilidad, el cambio, la sorpresa, materiales, materiales, materiales…