Creación de espacios de juego innovadores y desafiantes. Evaluación de riesgos beneficiosos y no beneficiosos

0
293
riesgos-evaluacion

E. Alemañ, K. Pernías. AIJU, Instituto Tecnológico del producto infantil y ocio.

El diseño de áreas de juego seguras a la vez que atractivas para los niños requiere de procesos participativos y multidisciplinares que cada vez ofrecen propuestas más innovadoras y complejas de evaluar, en sus aspectos de riesgo frente al beneficio que éstas presentan para los niños. Las normativas europeas vigentes en el ámbito de los parques infantiles, sólo regulan los requisitos y ensayos en equipamientos de juego definidos y tradicionales, tales como estructuras de juego, toboganes, columpios, balancines, etc. Estas normas no contemplan las nuevas propuestas innovadoras que se incluyen en los espacios de juego y que permiten a los niños el juego libre no dirigido, afrontando riesgos y desarrollándose en un entorno social seguro, mientras aporta beneficios del juego arriesgado.

riesgos-evaluacion

Es por ello que AIJU 1 y valorando esta necesidad, está desarrollando una nueva línea de I+D, financiada por Instituto Valenciano de Competitividad empresarial (IVACE), PARK RISK, sobre evaluación de riesgos en áreas de juego, y cuyo objetivo es establecer la base para el desarrollo de áreas de juego libres e inclusivas, que cumplan además con los requerimientos de seguridad y accesibilidad garantizando el juego libre y evaluando el riesgo beneficioso para los niños.

Pero, ¿qué es el riesgo beneficioso?

El riesgo en los espacios de juego es esencial para el crecimiento de los niños. Los desafíos les permiten aprender y desarrollarse, ya que las decisiones que debe tomar durante el juego le llevará a tener éxito y /o fracasar, y esto les ayudará a manejar los riesgos. Gestionar los riesgos les ayudará a lidiar con situaciones estresantes, aprender a seguir, mejorar las habilidades de interacción social, aumentar la creatividad, aprender, ayudar a comprender sus limitaciones, etc. Otros beneficios, entre otros, también incluyen la mejora de las habilidades motrices y la comprensión cognitiva del medio ambiente. Es por ello, que todo este riesgo el cual el niño es capaz de observar y percibir siempre será beneficioso.