¿Riego en campos de juego de césped artificial?

0
1712
Riego en campos de juego de césped artificial

Hunter Industries

La presencia e instalación de césped artificial en campos deportivos ha experimentado un incremento imparable en estos últimos 10 años, y se ha convertido en una realidad habitual tanto en instalaciones públicas como privadas de todo el país.

Con independencia de las preferencias sobre jugar en una superficie de césped natural o artificial, el césped artificial está especialmente indicado para aquellas zonas de uso intensivo y con poca capacidad de mantenimiento, que conviene no confundir con mantenimiento cero.

Riego en campos de juego de césped artificial

Sin entrar en el asunto del mantenimiento, nos gustaría resaltar la necesidad de regar las superficies de césped artificial, aunque pueda parecer chocante:

1.- Limpiar la zona de juego.- Para muchos usuarios y encargados de mantenimiento es la razón principal para el riego de césped sintético. La necesidad de limpieza existe desde el principio de la instalación, ya que las actividades de instalación, mantenimiento y uso en el campo y alrededores, generan una considerable cantidad de polvo y suciedad. Tenemos por un lado el polvo ambiental, en suspensión, que se va depositando sobre la superficie de juego, principalmente en zonas secas. Por otra parte se halla el polvo formado por el material de relleno, presente en la base de los céspedes artificiales, que los jugadores producen e ingieren, mientras se deslizan y corren en la superficie de juego. Ambos fenómenos exigen un riego regular para limpiar y eliminar estas partículas del campo.

2.- Reducción de la temperatura.- A pesar de las mejoras conseguidas en este aspecto con las nuevas generaciones de césped artificial, reducir la temperatura en la zona de juego constituye otra de las razones para regar este tipo de superficies deportivas. Un día soleado con una temperatura ambiente de 25-30°C puede producir temperaturas de 50-60 °C en el campo. El riego puede reducir drásticamente la temperatura en cuestión de minutos, aunque este efecto durará poco tiempo, por lo que es recomendable realizar este proceso con frecuencia durante el día (aprovechando los descansos entre partidos, periodos de cambio de equipos, etc.).