Renovación del alumbrado exterior del parque Yamaguchi y el Planetario de Pamplona
con LED 2200 K

0
316
Renovación del alumbrado exterior del parque Yamaguchi y el Planetario de Pamplona con LED
El parque Yamaguchi, con el Planetario de fondo, tras la instalación de las nuevas luminarias Evolución P LED 2200 K de ATP Iluminación

ATP Iluminación

Iluminación respetuosa con el medio nocturno

El Ayuntamiento de Pamplona culminó recientemente la renovación del alumbrado exterior del parque Yamaguchi, un jardín japonés de 85 000 metros cuadrados situado en el corazón de una de las áreas más modernas de la urbe. Esta singular zona verde, diseñada en 1997 por paisajistas nipones como una alegoría de las cuatro estaciones, toma su nombre de la ciudad de Yamaguchi, próxima a Hiroshima, que fue evangelizada por el patrón de Navarra, san Francisco Javier, y se hermanó con Pamplona en 1980.

Además de por su particular ambientación, este parque es conocido por albergar el Planetario de Pamplona, una institución de divulgación científica célebre por su intensa actividad pedagógica y expositiva. El Planetario mantiene un compromiso manifiesto con la protección de la oscuridad natural del cielo nocturno y canaliza sus esfuerzos a través de proyectos como Pirineos La Nuit, donde se proponen distintas vías para mitigar la contaminación lumínica y conseguir un alumbrado exterior respetuoso con la noche.

Renovación del alumbrado exterior del parque Yamaguchi y el Planetario de Pamplona con LED
El proyecto aúna belleza con eficiencia lumínica. El uso de una TCC cálida ha logrado crear un ambiente acogedor y distendido idóneo para el parque

NECESIDADES Y OBJETIVOS DEL PROYECTO

En el parque Yamaguchi encontrábamos una instalación de alumbrado exterior antigua, compuesta por luminarias de halogenuros metálicos de 150 W ya descatalogadas, con un elevado consumo energético anual (72 059 kW·h/año), alto deslumbramiento y flujo al hemisferio superior, y una eficiencia lumínica pobre, muy lejos del rendimiento que puede ofrecer hoy en día la tecnología LED.

El Ayuntamiento deseaba renovar esta instalación y dotar al parque de un alumbrado que, manteniendo un elevado índice de reproducción cromática, mejorase la uniformidad, redujera drásticamente el consumo energético emitiendo sólo la luz necesaria donde hiciera falta, y eliminara el flujo al hemisferio superior para ayudar a mitigar la contaminación lumínica en las inmediaciones del Planetario. En este sentido, se fijó como requisito un valor de FHSinst de 0 %.

Al mismo tiempo, para limitar aún más el consumo, se planteó integrar un sistema con perfil horario que disminuyera la potencia durante el intervalo con menor tránsito de personas.