La remodelación de la Avenida del Mediterráneo de Benidorm

0
139
Remodelación de la Avenida del Mediterráneo de Benidorm

Breinco

Un Salón Urbano sostenible e integrado como modelo urbano multifuncional

El proyecto consiste en la remodelación integral de la Avenida principal de Benidorm y sus calles y plazas adyacentes. La superficie total de la actuación son 72.780 metros cuadrados. Desde el concurso se planteó como objetivo revertir el concepto de ciudad basado en el vehículo, y transformarlo en un modelo de urbanismo integrado, para ello, se diseñó un Salón Urbano, un espacio continúo para el ciudadano.

Benidorm es una ciudad única, diseñada como ciudad compacta y con una planificación altamente sostenible, el proyecto pretende potenciar esta cualidad, integrando la actividad privada con la pública dando participación a la ciudadanía.

Remodelación de la Avenida del Mediterráneo de BenidormEl proyecto propuesto tiene como objetivos:

1.- Reivindicar el espacio público como lugar vivencial y de relación. Reducir los seis carriles destinados al coche a un único carril, siendo el carácter del vial de «prioridad peatonal». La Avenida deja de ser un lugar de paso de vehículos y pasa a concatenar espacios públicos, que potencian y ordenan la escena urbana.

La transformación del icónico vial en un espacio de relación, surge desde los órganos de Participación Ciudadana de Benidorm y la elaboración de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI).

2.- Los espacios disponibles se distribuyen y equipan según la función que asumirán en el nuevo espacio urbano. Esta distribución atiende a las diferentes movilidades permitidas, así como a la integración visual del conjunto en la escena urbana privada ya existente.

3.- El proyecto propone recuperar la imagen del Mar Mediterráneo en cuanto a colores, atmósferas y sensaciones y para ello la pavimentación peatonal, se diseña con un acabado único de HPC a partir de una pieza en tres tonos, blanco, negro y azul eléctrico.

El despiece diseñado genera una transición de tonalidades desde los bordes de calzada (negro) hacia las fachadas laterales (blanco) dando una sensación de mayor a menor intensidad de gris.