Reforma integral de la plaza de Oporto, Madrid

0
1705
PLAZA OPORTO, MADRID

Arquitectura: Brut Deluxe

La plaza de Oporto (Glorieta del Valle de Oro) se encuentra en el barrio de Carabanchel en el sur de Madrid, en el cruce que forman las avenidas de General Ricardos con Oporto, la calle de la Oca y la calle Valle de Oro.

PLAZA OPORTO, MADRIDAntes de la remodelación, la plaza se caracterizaba por el tráfico y su función de intercambiador de transporte público. El trazado del viario era deficiente, causando importantes retenciones en todos los cruces y fragmentando el espacio peatonal en pequeñas islas de poca calidad. La vegetación existente era escasa.

La intención de la reforma es la reordenación del tráfico y la creación de un nuevo espacio de referencia para el distrito. El proyecto concentra el tráfico de la Avenida de Oporto y la calle del Valle de Oro en un único vial de doble sentido conectado con la calle de la Oca de forma directa y eficaz. La solución propone la existencia de un único cruce con la calle del General Ricardos eliminando las isletas de tráfico actuales y recuperando espacio para el peatón.

En la zona suroeste, aproximadamente 2/3 de la superficie total, se crea una «habitación verde», un pequeño parque urbano. Se trata de un espacio pensado para estancias prolongadas donde una vegetación densa y variada define la percepción atmosférica. Esta zona, protegida del tráfico por parterres con arbustos y arbolado, incluye un espacio de juego de niños y un estanque de agua. La gran medianera, que ocupaba un anuncio en su totalidad, se ha incorporado en el diseño. La retícula mosaica que se extiende y ordena espacialmente toda la plaza, se eleva aquí en vertical formando una estructura de soporte para plantas trepadoras y colgantes (parra virgen, rosas, hiedra, madreselva entre otros) y un pequeño escenario, una lámina plegada de hormigón.

La solución espacial ha permitido mantener los 45 árboles existentes y ampliar la vegetación con 110 árboles de nueva plantación. La selección de las especies de arbolado (mimosas, palmeras, magnolios, ginkos, acacias, plátanos, árbol del paraíso, laureles, árbol del amor, cerezos, castaños y otros) y de arbustos (durillo, lavanda, laurel cerezo, evónimo, mahonia, forsitia, abelia, genista, retama, taray, romero, plumero, rosa, yuca, retama amarilla, fotinia, violeta, madroño, lilo, celindo, atriplex, begonia, caléndula, taray, espino de fuego, deutzia, hibisco altea, entre otros) ha sido muy variada para asegurar una diversidad en la floración y el colorido del follaje durante todo el año [leer más… en la edición impresa]