Rambla del Ferrocarril

0
1653

Urbanización de la cobertura de un tramo de los FGC en Rubí

Arquitecto: Bernardo de Sola Susperregui

Se trata de la urbanización de un gran espacio publico que se genera sobre, y a raíz de, el cubrimiento de las vías de FGC Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña en el tramo comprendido entre la actual estación de Rubí y el Puente Edison situados al lado sur-Este de la ciudad de Rubí.

Este nuevo espacio urbano hace posible la optimización de los espacios libres o intersticiales existentes entre los bloques de edificios de los barrios de las Torres y de las Sabinas situadas a ambos lados de la traza del ferrocarril donde la trama urbana quedó interrumpida por el paso de esta infraestructura.

La actuación tiene un carácter integrador ya que consigue reducir este efecto «barrera» poniendo en valor la continuidad de los recorridos longitudinales «de parco a parque» situados a los extremos norte y sur de este nuevo paseo de la Rambla del Ferrocarril y restituyendo los itinerarios transversales para peatones entre los barrios de linde.

LA COBERTURA DE LAS VIAS DE LOS FGC

Cabe recordar cuales han sido las actuaciones de la cobertura, de este tramo de las vías de los FGC, anteriores a esta actuación: La primera fase de cobertura es del año 1991-1992 y consistió en el cubrimiento del tramo entre el Puente Cabanyes y la Rambla de Joan Miró y en la construcción de la actual estación de los FGC. La segunda fase de cobertura se realizó entre Julio del 2003 y Julio del 2004 y consistió en la construcción de los muros pantalla y losa de cobertura desde la estación hasta el puente Edison consolidándose así una superficie aproximada de 12.000 metros cuadrados a lo largo de un tramo de 400 metros, generando un grande espacio libre recuperable como espacio para uso colectivo.

URBANIZAR PARA INTEGRAR LA RAMBLA DEL FERROCARRIL

El objetivo principal de esta intervención de carácter urbano has sido la recuperación de la calidad urbana mediante la creación de un nuevo espacio cívico con capacidad de integración del tejido urbano existente. La intervención ha sabido «reconducir» o dominar en planta el trazado de la infraestructura sobreponiendo a esta traza quebrada una nueva geometría con dos claras directrices que han absorbido los espacios de linde residuales donde has sido posible la plantación de especies arbóreas de alineación. También se ha conseguido minimizar las problemáticas «históricas» de comunicación transversal asumiendo las formas creadas por la presencia del cajón ferroviario (en algunos puntos con un desnivel respecto a la cota de ciudad superior a los 4 metros) integrándolo mediante un nuevo y eficiente sistema de accesos que permite conectar con la plataforma de la nueva rambla y dar continuidad al entorno. Estas operaciones de «cirugía urbana» de los accesos han hecho posible un buen acoplamiento con los barrios lindantes y han recuperando itinerarios para peatones. Este nuevo continuo peatonal articula al mismo tiempo los jardines existentes con los espacios verdes de nueva creación… [leer más… en la edición impresa]