Un proyector menos pesado, más eficiente y fácil de montar

0
914
Proyector Apolo

Equipo Light Grupo Benito

La gama Light de Benito desarrolla el nuevo proyector Apolo especial para instalaciones deportivas

ISSUU

Se ha acabado la temporada de fútbol en todas las categorías y los campos de fútbol empiezan a usarse para otras actividades como torneos de verano, campus para niños y jóvenes, y algunos entrenamientos de los equipos principales de cada localidad. Es el mejor momento, por la bajada de actividad, para mejorar la iluminación de cada campo de fútbol. Además, hay abierta una convocatoria del MITECO (Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico) para proyectos singulares de alumbrado que incluyan la eficiencia energética. Una eficiencia que se consigue, en un primer paso, con el cambio a LED.

Estamos, por lo tanto, en el mejor momento para afrontar un cambio importante en los campos de fútbol y otras instalaciones deportivas interiores como los pabellones o exteriores como pista de tenis y pádel. Benito ya lleva instalados diversos proyectos de iluminación que han mejorado la eficiencia energética y económica de las instalaciones deportivas.

Pero ha dado un paso más mejorando su proyector Apolo que cuenta con tres grandes ventajas: pesa menos, es más eficiente y cuenta con una gran facilidad de montaje.

Proyector Apolo
Nuevo proyecto en el campo de la UD Llarena, en Asturias

En relación con el peso, esta variable es importante porque se rebaja en un 40% los 40 kilos de los anteriores modelos. Bajando el peso se mejora la instalación en las columnas que, habitualmente, llevan 6 focos y permite que no necesiten refuerzos. Al mismo tiempo se ha mejorado la eficiencia con dos tecnologías nuevas. Por un lado, se han puesto unas ópticas distintas especiales para minimizar el deslumbramiento, y utilizamos una nueva generación de LED que ofrece una mejora en rendimiento lumínico superando los 150lm/W la eficiencia energética de la familia de proyectores Apolo con un diseño de menor dimensión y con todas las funcionalidades de orientación y control.

La otra mejora está en el campo de los drivers de control, pasando de usar 4 drivers (Proyector de Apolo L 1000W) en una caja de control a un solo drive más potente, de 1.000 a 1.500 watios que se puede montar en el mismo proyector o en un armario instalado en la base del mástil. Con esta modificación se reduce el peso global en más de cinco kilos y usando un solo cable para pasar hacia cada proyecto en vez de cuatro. En total, con un proyector de 1.000 watios y los drivers se ha pasado de 34,5 kilos a 20 kilos.