Urbanización de la Plaza Penedès en Cerdanyola del Vallés, Barcelona

0
1441
Plaza Penedès en Cerdanyola del Vallés
Fotografía: Jordi Surroca

Mamen Domingo / Ernest Ferré Arquitectes

La Plaza Penedès forma parte de un interior de manzana del conjunto Cerdanyola 2000, un barrio de unas 600 viviendas proyectadas en los años 80. Este barrio, formado por dos mega-islas, integra cuatro plazas flanqueadas por bloques prefabricados de planta baja +8 plantas. Los interiores de manzana son poco poblados y fragmentados, con un uso mixto de aparcamiento comunitario y verde urbano, tienen poca actividad social y ninguna comercial. Además, la antigua plaza constaba de muchos elementos de obra que generaban rincones escondidos, algunos ni siquiera visibles desde las viviendas, suponiendo además una barrera arquitectónica a la accesibilidad.

Plaza Penedès en Cerdanyola del Vallés
Fotografía: Marc Méndez

La nueva urbanización de la plaza transforma este entorno sombrío entre bloques en un lugar con identidad para el vecindario y se rehabilita como espacio público y de sociabilidad.

Por un lado, la diversidad de orígenes de la población dio a entender el espacio de la plaza como el lugar que reúne todas esas culturas. Por otro lado, su condición de paisaje desde las alturas, puesto que la plaza era el centro de todas las miradas para muchas familias del barrio, exigía al proyecto una especial sensibilidad geométrica con los materiales empleados. La peculiar situación interior de la plaza, además, le atribuía un componente íntimo especial, como si conformara una pieza más de cada vivienda.

Así pues, el espacio exterior, aquello colectivo, se define como una prolongación de los espacios interiores domésticos que en él se vierten, y que impregnan de la diversidad cultural de sus vecinos, sus costumbres, colores y geometrías características. De este modo surgió el mosaico de alfombras que, dibujando un plano continuo de pendiente inferior al 4%, proponía una forma integradora de tejer culturas en un espacio de encuentro singular, diáfano y sin barreras.

Mamen Domingo y Ernest Ferré


Mamen Domingo y Ernest FerréEl estudio de arquitectura Domingo Ferré cuenta con una amplia experiencia en servicios integrales de diseño, arquitectura y planificación urbana. Fue fundado por el Dr. Ernest Ferré y la arquitecta Mamen Domingo en la ciudad de Barcelona, justo después de los JJOO. El despacho se ha caracterizado por el desarrollo de una arquitectura emblemática, poniendo en relieve elementos que se han convertido en iconos y referencias, incluyendo varios proyectos de gran dimensión.

También han destacado en el diseño de exposiciones con diversos proyectos en centros culturales de España, pasarelas de moda, stands feriales para empresas y fundaciones y, en el mundo gastronómico, han realizado en 2017 la exposición para el restaurante «El Celler de Can Roca», por el que han sido premiados.

La concepción de una exposición exige frecuentemente la colaboración internacional (MoMA, Museo de Nueva York, National Gallery de Londres, etc.), lo que ha aportado al estudio una experiencia cotidiana en la colaboración con equipos internacionales.

Domingo Ferré combina el trabajo profesional con la docencia en las Universidades UPC de Barcelona, URV de Tarragona y UIC, contexto en el que han llevado a cabo proyectos de investigación, con el desarrollo turístico y económico de las zonas costeras y puertos como uno de los principales campos de trabajo.

A nivel internacional, la arquitecta Mamen Domingo ha sido «Visiting Professor» de la Facultad de Arquitectura de la Universidad ETH de Zúrich, actuando también como ponente en diversos foros y Universidades internacionales. Por su parte, el Dr. Ernest Ferré ha sido profesor en el Máster «La Cultura de la Metrópolis» desde su creación en 1994, lo que le convierte en especialista en el conocimiento transversal de cultura, ciudad y arquitectura.

Domingo Ferré abogan por un dibujo de diseño creativo y regenerativo, el cual transmite emociones y es comunicativo, lo que les ha permitido aplicar sus ideas a la realidad y han sido merecedores de varios premios en reconocimiento de su trabajo.