Plaza Comtat del Roselló, Palma de Mallorca

0
1418

Federico Climent Guimerá. Arquitecto

El solar que ocupa la plaza, corresponde a los terrenos del huerto del convento de los Capuchinos, cuya construcción se inició en 1775 en una parcela cedida a la Orden, por Carlos III.

Como consecuencia de la desamortización de Mendizábal, el convento fue expropiado en 1835,  y cedido al ayuntamiento de la ciudad.

El antiguo edificio del convento fue destinado, desde 1838, a prisión pública, mientras que los terrenos del huerto fueron vendidos para financiar la construcción de la nueva fachada de la Diputación Provincial de Mallorca.

En 1906, los Capuchinos recuperaron la iglesia y algunas construcciones anexas, manteniéndose, en el resto, el uso de prisión.

En 1948,  se inició un ambicioso proyecto urbanístico  con la finalidad de construir 
el mercado de la ciudad. El mercado se edificó sobre los terrenos del convento 
de las monjas del Olivar, también se 
derribó el edificio  destinado, hasta entonces, a prisión y otros edificios particulares.

Frente a la fachada oriental del nuevo mercado, quedó un espacio despejado que corresponde con el antiguo huerto de los capuchinos y que es el que ocupa actualmente la plaza.

Unos años más tarde se construyó, en dicho emplazamiento, el primer aparcamiento subterráneo de la ciudad, que fue inaugurado en 1969.

Desde la construcción del aparcamiento, hace 40 años, no se habían realizado obras de reforma.

Evolución Urbana

La plaza es  uno de los centros neurálgicos de la ciudad. Situada “intramuros”, en el perímetro del último recinto medieval y limitando con el paseo de ronda de la muralla renacentista, esta plaza se encuentra a las puertas del casco antiguo, próxima a una de la principales arterias de comunicación con el interior de la isla. Esta situación estratégica y fronteriza ha generado históricamente una intensa actividad comercial en su entorno [leer más… en la edición impresa]