Plaza Bonanova, un espacio del siglo XXI

0
1322
Plaza de Bonanova

Arquitectos: Màrius Quintana / Moises Gallego

El principal objetivo de la nueva plaza Bonanova, proyectada por los arquitectos Moisés Gallego y Màrius Quintana, es ser el punto de referencia de la relación entre los vecinos de esta zona de la ciudad. Plano de la plaza de BonanovaBonanova pretende ser una plaza del siglo XXI capaz de combinar las actividades, las relaciones y los servicios. Un espacio urbano concebido como un paisaje con una superficie de zona verde tres veces superior a la existente anteriormente.

La nueva plaza —con un coste de 1.500.000 euros— es una amplia explanada de 2.100 metros cuadrados que arranca de la línea de la fachada Sur hasta el paseo de la Bonanova. «La lógica de los tres viales que inciden en el lugar (las calles Muntaner y Sant Gervasi de Cassoles en los laterales y paseo de la Bonanova cerrando el recinto por el Norte) indicaban la vocación de este espacio público como una prolongación natural de la acera Sur», explican los arquitectos.

Una antigua fotografía de la zona nos certifica que hubo un tiempo en el que la plaza fue tal y como ahora se ha proyectado. Con los años, el espacio urbano fue cediendo al espacio rodado, llegándose a una plaza con un conjunto de aceras mínimas alrededor de las fachadas y un recinto central aislado y de difícil acceso. «Poner en contacto la plaza con los edificios, facilitar su accesibilidad, hacer que los recorridos peatonales que se generan a su alrededor formen parte del espacio urbano no es otra cosa que devolver a la plaza a su estado inicial», afirman Gallego y Quintana. La degeneración habida la había alejado de ser un espacio público para la relación.

33 Nuevos árboles

De esa fotografía antigua destaca también un abundante arbolado que se fue perdiendo con los años y que, con la actual renovación, volverá a poblar el espacio. En total, se han plantado en la plaza 33 nuevos árboles, además de respetar los seis impresionantes plátanos existentes en el centro de la misma y que, como un islote, permanecieron en medio de la excavación para la construcción de las cuatro plantas del nuevo parking.