Peatonalización de la Plaza de Santo Domingo en Lugo para crear zonas mas confortables

La actuación conlleva su total accesibilidad y naturalización

0
472
peatonalizacion-lugo

La alcaldesa de Lugo, Lara Méndez ha anunciado el proceso de licitación de las obras presupuestadas en 3.000.000 de euros, que completarán el proyecto ‘Zero: Corazón Verde’. La remodelación de la plaza de Santo Domingo creará zonas de mayor confort para la ciudadanía y mas naturalización

El Ayuntamiento de Lugo ha abierto el proceso de licitación de la peatonalización de la Plaza de Santo Domingo y la calle del Teatro, la última obra pendiente de contratar de las actuaciones comprendidas en la planificación ‘Zero: Corazón verde’ para la peatonalización integral del Casco histórico.

El objetivo de estas actuaciones es ganar espacios para la ciudadanía, que sean más confortables para la convivencia y para el impulso del comercio, reduciendo el tráfico rodado y renaturalizando la zona con el fin de aminorar la contaminación atmosférica, los niveles de ruido y las vibraciones, perjudiciales para la salud y peligrosas para la conservación del patrimonio histórico.

peatonalizacion-lugo

Para la regidora, esta intervención tiene como finalidad reurbanizar y humanizar un entorno neurálgico dentro del recinto amurallado, promoviendo zonas peatonales y de estancia en las que se demolerán la totalidad de los pavimentos existentes, se renovarán los servicios urbanos básicos como el abastecimiento y se acometerá la ejecución de la canalización para el soterramiento de los actuales cableados grampados por fachadas correspondientes a distintas compañías suministradoras de energía o servicios telefónicos.

Mejora del paisaje urbano

El proyecto plantea la creación de una plataforma compartida que amplía el uso peatonal a todo el espacio público y que incluye la dotación de mobiliario urbano moderno y polivalente, al otro lado de la renovación e incorporación de elementos vegetales que favorezcan la imagen general de la plaza en la que también se quiere poner de relieve y enfatizar la nobleza de los inmuebles que contiene.

El diseño servirá de nexo con otros espacios representativos de la ciudad donde ya se están realizando obras de cara a un urbanismo integrador y pensado para las personas como principal protagonista de la movilidad y en el que se incorpora la perspectiva de género.

Como ideas del proyecto, se plantarán, frente al convento de Santo Domingo una fila de 7 naranjos con zonas estanciales entre ellos. Además, se incorporarán paradas de taxi próximas a la entrada peatonal al estacionamiento soterrado y a la arboleda para minimizar su impacto sobre la vía, y a un lado de los accesos rodados del aparcamiento, se instalarán jardines con césped y flores.

peatonalizacion-lugo

También está planeado crear una zona de de bordo perimetral con arbustos de más altura para las zonas interiores y se habilitarán aparcamientos para bicicletas que contribuirán a proporcionar una zona agradable que permita disfrutar de la floración de las especies, disminuyendo la huella visual de los árboles de mayor porte para dar una continuidad estética y de apertura hacia la propia plaza.

Pavimentación y circulación

En cuanto a la pavimentación de las calles, el proyecto lo resolverá mediante una plataforma única que permita el acceso peatonal inclusivo, sin que existan diferencias de cuota o resaltes que pudieran entorpecer el tránsito.

La circulación de viandantes y del tráfico rodado, se distinguirá mediante diferentes acabados de granito y la nueva iluminación que se incorpore será con farolas de diseño contemporáneo que proporcionen una iluminación versátil que acerque valor al espacio tanto a nivel arquitectónico como a escala humana.

‘Zero: Corazón verde’

El principal objetivo de Corazón Verde es reducir un 40% las emisiones de estas zonas derivadas de la circulación de vehículos, que ascienden a un promedio de 409,71 toneladas de CO2 al año provocados por los más de 37.000 automóviles que transitan por ellas cada semana.

De este modo, además del casco histórico se convertirá en la primera Zona de Bajas emisiones (ZBE) de Lugo, áreas que pretenden mejorar la calidad del aire y mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero y que los ayuntamientos de más de 50.000 habitantes están obligados a activar en el este año 2023.

Para acometer todos estos proyectos, Lara Méndez consiguió financiación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno central, con los fondo europeos NEXT Generation.