Paseo marítimo Marqués de la Hermida. Santander

0
2076

  FDA Arquitectos: Luis Fernández del Arco/ Eva de la Fuente Renteria

El Paseo Marítimo de Marqués de la Hermida ha supuesto un cambio fundamental en el extremo oeste de la fachada marítima de Santander y en el sur del barrio Castilla-Hermida y la dársena de Maliaño

Los diferentes usos, conexiones, aparcamientos, y tráficos rodados, ciclistas y peatonales se ordenan de norte a sur. El espacio habilitado para los ciclistas, los peatones y los usos portuario-pesqueros ocupa el frente sur de la actuación, el borde del agua. A lo largo de los 625 metros lineales de paseo se van articulando una serie de microplazas o microespacios de relación a menor escala.DC94_HERMIDA_01

A mediados del siglo XIX la zona era un arenal, sobre el que poco a poco se fue rellenando y ganando terreno al mar y hacia el que se fue ensanchando la ciudad. Hacia estos nuevos terrenos —El Ensanche de Maliaño— se fueron desplazando los usos portuario-pesqueros de Puertochico dónde las embarcaciones de recreo empezaban a hacerse un sitio. Entre los años 40 y 50 las fachadas de la dársena fueron construyéndose dando lugar al barrio residencial pesquero al sur y a la antigua lonja del pescado al norte. El barrio Castilla-Hermida creció aun más cuando empezaron a construirse edificios residenciales en altura por detrás de la lonja en los años setenta. El resultado era ya entonces un barrio de gran densidad y con escasos espacios libres, que no encontró solución cuando en el año 1996 fue derribado el edificio de la lonja y los edificios aledaños porque el muelle norte de la dársena de Maliaño se convirtió en un aparcamiento desordenado, degradado y carente de identidad urbana . Lo más destacable del lugar antes del Paseo Marítimo, eran los usos portuario pesqueros que se conservaban en el frente del cantil.

MARQUES DE LA HERMIDALa propuesta plantea una transformación integral del lugar poniendo en valor la convivencia con los usos portuario-pesqueros tradicionales, y devolviéndole parte del aspecto natural que algún día perdió convirtiéndolo en un arenal artificial.

En esa reinterpretación del pasado y buscando la configuración de un arenal artificial, se plantearon los siguientes conceptos: