Paseo marítimo del Prat de Llobregat

0
158
Paseo marítimo del Prat de Llobregat
Vista del Paseo Marítimo, la laguna de La Roberta y el aeropuerto al fondo

Jansana, de la Villa, de Paauw arquitectes SLP

Los suelos del Paseo Marítimo y el futuro Parque Litoral ocupan todo el frente sur de la costa del Prat de Llobregat, desde el límite del Aeropuerto hasta la playa.

En el interior, había pinares, lagunas, instalaciones deportivas, equipamientos, zonas de vacaciones y un camping. Parte de los cuales se derriba para la construcción de la nueva pista de aterrizaje del aeropuerto. Este espacio ha quedado confinado como corredor biológico entre las dos lagunas naturales del Remolar y de La Ricarda, entre el Aeropuerto y la playa.

Paseo marítimo del Prat de Llobregat
Estado anterior de la zona

Queríamos conseguir un paseo que mantuviera el carácter de espacio natural y corredor biológico, que le correspondía, pero que fuera compatible con una gestión que permitiera la realización de actividades relacionadas con el tiempo libre y en contacto con la naturaleza.
El proyecto busca entender el lugar y mostrar sus características ambientales, asegurando la supervivencia de los ecosistemas que lo conforman y a la vez fortalecerlos. Los que hemos hecho ha sido reinterpretar el territorio con el fin de adaptarlo a las nuevas orientaciones de usos y al mismo tiempo facilitar su evolución biológica.

El antiguo Camping Cala Gogo se había construido desecando la laguna de La Illa. Hemos restablecido esta antigua laguna, aunque con unas características diferentes, ya que ahora forma parte del sistema de drenaje de las aguas pluviales del aeropuerto, pero que, con todo, cumple con unas determinadas funciones ambientales, como es la de dar cobijo a numerosas especies de aves que descansan y anidan en sus alrededores.

Paseo marítimo del Prat de Llobregat
Vista aérea del Paseo Maritimo y el futuro Parque Litoral

Lo que ha quedado del Pinar de Can Camins es un espacio protegido, cerrado que se puede visitar con citas concertadas.

Desde el acceso del camino de la playa se pasa entre pinos por las estribaciones de la Pineda de Can Camins.