Pasarela peatonal en Sant Fruitós del Bagés

Ingeniería Pedelta

Tras tres años desde la aprobación del diseño del proyecto del nuevo puente peatonal, Sant Fruitós del Bages cuenta ya con una nueva obra ubicada en una zona de crecimiento económico de la comarca. La inversión total ha ascendido a un millón de euros y la ventaja principal del proyecto es su construcción en acero inoxidable, material que no necesita mantenimiento.

La pasarela de Sant Fruitós sigue un diseño sobrio y complejo, con un arco de bastante luz, 40 metros (distancia entre apoyos) y una longitud total de 48 metros que salva la carretera N141c. El arco de la pasarela discurre en un plano inclinado para generar una imagen dinámica y el tablero es de un diseño muy esbelto. La estructura está constituida por acero inoxidable y material compuesto reforzado con fibra de vidrio.

La solución proyectada es una pasarela de arco metálico con tablero inferior de acero-hormigón que salva la N-141c. El acceso a la pasarela sud se ha proyectado mediante un ascensor y unas escaleras para evitar que, desde la rampa, se invada visualmente la intimidad de las casas más cercanas, mientras que, por el lado opuesto se ha previsto una rampa que da acceso a la parada de autobús existente, así como una escalera directa que va desde la parada del bus al rellano de acceso a la pasarela.

La estética final del puente es el resultado de la exploración del Pedelta de aquéllas formas plásticas que más conjugaban con los objetivos de punto de partida del proyecto por parte del Ayuntamiento de Sant Fruitós de Bagés: disponer de un nuevo punto de referencia en la carretera de acceso a la población, bajo criterios de sostenibilidad y funcionalidad. Según el máximo representante de Pedelta, Juan Sobrino, “éstos son los puentes del futuro” [leer más… en la edición impresa]