Oasis by Isaba: adaptando los espacios públicos al cambio climático

0
80
Oasis by Isaba

El cambio climático es una realidad más que evidente a las que deben enfrentarse nuestras sociedades, y sus efectos suponen un reto social a todos los niveles. Pensando en las ciudades modernas, nos vemos obligados a reflexionar sobre el diseño y composición de los núcleos urbanos, y cómo los espacios de uso público afectan a la vida cotidiana de las personas.

Los espacios comunitarios son territorios donde se establece la convivencia, se construye la identidad cultural y donde se crean experiencias ligadas a la asimilación de valores y costumbres. Sin embargo, tras esta reflexión observamos que actualmente los espacios públicos son concebidos en base a unas expectativas arquitectónicas y estéticas, en lugar de poner el foco en las necesidades educativas, sociales y sobre todo medioambientales de los ciudadanos.

Para hacer frente a esta situación, nace el concepto de Refugios Climáticos en las ciudades.

Oasis by Isaba

REFUGIOS CLIMÁTICOS: RECUPERAR EL ESPACIO PÚBLICO PARA EL DESARROLLO HUMANO

Los Refugios Climáticos son espacios integrados en las ciudades y núcleos urbanos concebidos para afrontar los efectos del cambio climático. Su objetivo es adaptar las infraestructuras y zonas comunitarias para mejorar así la vida de los ciudadanos ante los efectos del cambio climático como pueden ser aumentos de temperatura que, como sabemos, se están dando de forma lenta, pero progresiva. Se trata de crear zonas verdes, frescas y amables donde los ciudadanos puedan crear relaciones sociales comunitarias en un entorno natural.

Los Refugios Climáticos aparecen para devolver a la ciudadanía los espacios públicos, esta vez convertidos en entornos naturales sostenibles en las que las personas, sobre todo los niños y niñas, tienen contacto libre con la naturaleza, donde experimentan, aprenden y desarrollan sus capacidades mediante el juego.

OASIS BY ISABA: JUEGO Y COMUNIDAD EN UN ENTORNO SOSTENIBLE

Oasis es la solución de Isaba para crear Refugios Climáticos, adaptando las ciudades a los efectos del cambio climático y construyendo espacios más amables, refrescantes y sostenibles que contribuyan a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Un espacio para fomentar la concienciación medioambiental a través del juego y del aprendizaje lúdico, guiado por un elemento tan natural y esencial como es el agua.