Nueva York se rinde al arte español de Jorge Palacios

0
1583
nueva-york--jorge-palacios

El pasado mes de marzo, una gran escultura del artista madrileño Jorge Palacios ocupó un espacio privilegiado en la mítica Spring Street de Manhattan junto al icónico edificio Trump SoHo New York. Una instalación que coincidió con la inauguración de su última exposición individual en la ciudad, organizada por la Fridman Gallery.

Ha despertado el interés de nombres míticos de la arquitectura como el neoyorquino Peter Marino, el mexicano Hernández de la Garza o el californiano Eric Owen Moss… Ha llevado su obra escultórica a espacios públicos en grandes capitales y ciudades emblemáticas y ha sido descrito, por los medios especializados, como uno de los artistas emergentes imprescindibles del momento. Siguiendo la estela de maestros como Eduardo Chillida o, más recientemente, Jaume Plensa, Jorge Palacios (Madrid, 1979) se une a la lista de representantes del arte español en el extranjero.
Su proyecto para la ciudad de Nueva York es una escultura de gran formato, realizada en madera de teca, que profundiza en el diálogo entre arte y arquitectura, consiguiendo integrar su obra en un entorno dominado por grandes torres de acero y cristal. Bautizada con el nombre Sketch in the air, esta impresionante obra, que se mostrará en la vía pública, se presenta de la mano de la reconocida galería Fridman de la ciudad de los rascacielos. nueva-york--jorge-palacios

Coincidiendo con la presentación de la escultura pública, tuvo lugar una importante exposición individual, bajo el nombre Convergences, en honor del artista español. La exposición, surgida de la colaboración con los arquitectos neoyorquinos Steven Harris + Rees Roberts, contó con algunos de los últimos trabajos del madrileño, inéditos hasta el momento.

Las obras de Palacios exploran, desde la abstracción, los límites del material, del trazo, de la expresión contenida; el equilibrio entre el material esculpido y el aire esculpido, jugando a su vez con la dicotomía entre solidez y ligereza. Sus volúmenes revelan una tensión permanente entre la línea y la curva, unas convergencias entre líneas y planos que dieron título a la exposición, y  muestran el camino emprendido por este artista a caballo entre la abstracción geométrica y la abstracción orgánica.

web empresa