No todas las sombras protegen por igual

0
28
No todas las sombras protegen por igual

Hags

Aunque las sombras son medios potencialmente valiosos para la protección de daños provocados por los rayos ultravioletas del sol, no todos las sombras protegen por igual.

La gente puede pasarse muchas horas en la sombra mientras que sigue recibiendo gran parte de su exposición al sol y arriesgando daños en la piel. Ello es debido a que los rayos UVA, habitualmente considerados la parte más dañina de la luz solar, pueden penetrar en la piel de forma indirecta. Los rayos UVA son radiaciones que se han dispersado a través de las nubes y otros elementos de la atmosfera, y /o que rebotan sobre las superficies como la arena seca o el hormigón. De hecho, una gran parte de los rayos UVA que recibimos indirectamente es mientras estamos sentados bajo un árbol o una sombrilla. Realmente solo podemos confiar de estar protegidos por completo cuando estamos en una sombra profunda (donde no podemos ver el cielo y los rayos UVA no pueden penetrar).

No todas las sombras protegen por igual

Primero las cabezas

El cáncer de piel esta desproporcionalmente concentrado en la cabeza, si lo comparamos con otras partes del cuerpo. La cara (en particular la nariz) es especialmente un riesgo, y para los hombres, las orejas son un punto focal de melanoma, el más mortal de los canceres de piel. A pesar de que la cabeza es fácil de proteger, normalmente se deja sin protección debido a razones estéticas, de moda. Incluso cuando se usan sombreros, estos ofrecen una mínima sombra, especialmente para la nariz, orejas y nuca.

Sombreros con ala ancha a su alrededor y los que tienen las alas inclinadas hacia abajo proveen de la mejor protección contra los rayos UVA, las alas deben de tener al menos 7,5 cm. para proveer de una protección razonable sobre la nariz y mejillas.

Sombrillas. A no ser que sean muy grandes, las sombrillas proveen de muy poca protección contra los rayos UVA. La protección de rayos UVA bajo una sombrilla es muy baja debido al reflejo del sol, el agua y la arena.

Árboles con sombras son una invitación para los días de calor y soleados, y aquellos que poseen un gran follaje, más nos protegerán del sol, mientras que los que tienen su follaje más escaso no protegen de igual forma. Si puede, elija aquellos árboles que estén junto a otros, o junto a edificios, para bloquear aún más el cielo.