Microsoft y Fundación Repsol colaboran en un proyecto conjunto de reforestación

0
350
microsoft-repsol-reforestacion

El objetivo es reforestar una antigua zona agrícola abandonada en el norte de la Comunidad de Madrid. El Grupo Sylvestris diseñará el nuevo bosque y contratará a personas del entorno en situación desfavorecida para los trabajos de plantación y protección de los futuros árboles

Como parte de su apuesta por crear un impacto positivo en las comunidades locales, Microsoft en España ha ampliado su colaboración con la Fundación Repsol y se ha sumado al proyecto de reforestación que Fundación Repsol tiene previsto desarrollar el próximo otoño en el norte de la Comunidad de Madrid.

Con esta iniciativa Fundación Repsol y Microsoft, que desde marzo de 2020 trabajan conjuntamente en proyectos educativos en transición energética, refuerzan su colaboración, ampliándola al ámbito de la sostenibilidad. Fundación Repsol, con una estrategia centrada en transición energética y la sostenibilidad, cuenta con una trayectoria  en el impulso y desarrollo de iniciativas de triple impacto (económico, social y ambiental) en España. En este sentido, como muestra de su compromiso con la sostenibilidad y los entornos locales, Microsoft se suma al proyecto de reforestación que Fundación Repsol llevará a cabo el próximo otoño en una antigua zona agrícola abandonada en Torremocha del Jarama, al norte de Comunidad de Madrid.

El proyecto, financiado por el equipo de Data Center Community Development de Microsoft en Redmond, será ejecutado a través de Grupo Sylvestris, especializado en reforestaciones y en el que Fundación Repsol cuenta con una participación.

La fase inicial consiste en la plantación de un total de 6.250 árboles pertenecientes a más de 13 especies autóctonas o naturalizadas diferentes que serán suministradas por viveros locales, totalmente adaptados a las condiciones de la zona, y debidamente combinados para garantizar la supervivencia del bosque.

El equipo técnico de Sylvestris diseñará el bosque y dirigirá los trabajos. Su ejecución se llevará a cabo por habitantes locales en situación de desempleo, que serán contratados en colaboración con los servicios sociales municipales. Antes de la fase de ejecución, estos trabajadores serán formados por Sylvestris, tanto en las tareas a desempeñar para la correcta plantación de árboles como en materia de prevención de riesgos laborales.