Madrid ahorrará un 36% en el consumo anual de energía con el Plan de Renovación de las instalaciones energéticas

0
1397
Madrid ahorro 36% energia

El Ayuntamiento de Madrid reducirá un 36% el consumo anual de energía con la aplicación de su plan de renovación de instalaciones urbanas consumidoras de electricidad, que también se traducirá en un ahorro en la factura de la luz de 115 millones de euros a lo largo de los ocho años de duración del contrato.

Así lo explicó la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, para recalcar que el ahorro energético que se logrará a partir de estas medidas equivale al consumo de 226.000 hogares y evitará la emisión de más de 168.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera, que son las emisiones que generarían al año casi 115.000 vehículos.

El coste anual del contrato para dicho plan es de 772 millones de euros para un periodo de ocho años, es decir, 96,5 millones por año, e implica la gestión de todas las instalaciones urbanas consumidoras de electricidad –semáforos, fuentes ornamentales, túneles y galerías de servicio entre otra– bajo la premisa de mejorar la eficiencia energética.

Ahorrar un 36% en energía es evitar también la emisión de más de 168.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera -las emisiones que generarían al año casi 115.000 vehículos-. Conseguirlo pasa invirtiendo 144 millones de euros en esta actuación, «el mayor proyecto de iluminación acometido en el mundo por número de puntos de luz intervenidos».

Del total de la inversión, 36 millones se dedican a la mejora de la eficiencia energética en alumbrado público y fuentes ornamentales, 51 millones a la renovación de instalaciones que han llegado al final de su vida útil o que han quedado obsoletas; otros 57 millones a inversiones periódicas y continuadas de conservación y mantenimiento.

Durante 2014 y 2015, Madrid va a renovar 225.000 puntos de luz, instalará 84.000 luminarias con tecnología LED y cambiará los equipos electrónicos de otras 124.000 unidades. Además, se instalarán nuevos sistemas de reducción del consumo en 194 de las 430 instalaciones hidráulicas ornamentales.

«Esta será la mayor renovación tecnológica llevada a cabo nunca en la ciudad de Madrid. Un cambio necesario, incluso imprescindible, que nos permitirá -dijo la alcaldesa- alcanzar unos objetivos muy claros: reducir el consumo energético mediante luminarias de alta eficacia; ahorrar en los costes de mantenimiento y conservación, ampliando la vida útil del material; y controlar la contaminación lumínica, mediante la regulación de las intensidades luminosas y su programación».

Madrid ahorrará un 36% en el consumo anual de energía con el Plan de Renovación de las instalaciones energéticas

La renovación de la iluminación se realizará a través de un modelo ESE por concurso público, es decir, a través de Empresas de Servicios Energéticos, que son las contratadas para el proyecto de iluminación con tecnología LED, donde los propios ahorros energéticos financiarán la renovación tecnológica. De esta forma, el beneficio para los habitantes de Madrid en cuanto a calidad de iluminación no supondrá un coste adicional para la ciudad y los ciudadanos.

Dicho concurso dividió la ciudad en tres lotes, siendo adjudicatarios en los lotes 1 (Centro) y 2 (Oeste) los proyectos de eficiencia energética presentados por la UTE LUZ MADRID, compuesta por las empresas Sice, Urbalux, Imesapi, Etralux y Citelum Iberica. El lote 3 (Este) fue adjudicado al proyecto de eficiencia energética de la UTE INMAES, compuesta por Ferrovial Servicios, FCC, Indra y Telvent. Todas estas compañías de primer nivel que aportan una amplia experiencia en lo concerniente a servicios energéticos, mantenimientos públicos y en tecnologías urbanas necesarias para una capital como Madrid.

Mejora de la eficiencia en 225.000 puntos de luz y programa de reciclaje  

La renovación del alumbrado de la ciudad de Madrid contará con una intervención en 225.000 puntos de luz, de los cuáles 84.000 pasarán a ser LED. En las zonas históricas, que cuentan con 33.000 faroles clásicos, se sustituirá la fuente de iluminación por paneles LED fabricados en Valladolid. De la planta española también saldrán 51.000 luminarias Quebec LED para sustituir las luminarias tipo globo. El resto de puntos de luz verán una intervención en su fuente de luz, sustituyéndola por una de mayor eficiencia energética que la actual.

El alumbrado de Madrid ya cuenta con cuadros de mandos que permiten regular la iluminación para ofrecer luz cuando y donde se necesita, evitando derroches y maximizando la eficiencia de la instalación. Además, la mayor parte de dichos cuadros se encuentran telegestionados a través de tecnología GPRS, lo que supone la utilización de una tecnología pionera en el campo de la iluminación.

Todas las lámparas y luminarias retiradas con la renovación serán recicladas según las normativas vigentes, comenzando por la separación en origen y tratando con especial atención aquellos productos que tengan metales pesados, como el mercurio. A través del reciclado de estos materiales, que será llevado a cabo por Ambilamp, se cierra el ciclo de la eficiencia  energética para el alumbrado de Madrid.

Juan  Sanabria, Presidente de Philips Ibérica, afirmó que “la intervención realizada en la ciudad de Madrid supone un paso adelante en la creación de una urbe preparada para el futuro que, además de ser eficiente energéticamente, incorpora las últimas tecnologías en iluminación”. Sanabria añadió que “para Philips, como compañía innovadora centrada en las necesidades de las ciudades y de las personas, es una satisfacción trabajar con el Ayuntamiento de la capital en el diseño de la innovación en iluminación que la ciudad necesita, un  importante paso adelante en la estrategia de Smart City de la ciudad de Madrid. Este proyecto constituye  un ejemplo de colaboración público privada en pro de la Marca España y de la gestión eficiente a nivel energético, medioambiental y económico”

web empresa