El Instituto de Arquitectura de Euskadi presenta un libro sobre la trayectoria de Matilde Ucelay

Inés Sánchez de Madariaga se adentra en la historia de Matilde Ucelay, primera arquitecta española

0
332
libro-matilde-ucelay

El libro, presentado ayer miércoles, está producido por el Instituto de Arquitectura de Euskadi y recoge la biografía de Matilde Ucelay acompañado de numerosos archivos gráficos que ilustran sus más de cuatro décadas de carrera

Matilde Ucelay (1912-2008) se licenció en 1936, coincidiendo con el estallido de la Guerra Civil española. Madrileña de ascendencia vasca, se convirtió en la primera arquitecta en España y, con los años, en una de las pocas en dirigir su propio estudio en solitario. La dictadura marcó los inicios de su carrera inevitablemente, pero no fue capaz de frenarla. Su centenar de obras y sus más de cuatro décadas de trayectoria lo avalan. Ahora, ‘Matilde Ucelay. La primera arquitecta española, una publicación producida por el Instituto de Arquitectura de Euskadi, recoge la historia y trabajo de una persona que rompió las barreras de una profesión masculinizada y una época donde las mujeres permanecían en la sombra.

libro-matilde-ucelay
Matilde Ucelay en su estudio de arquitectura

Esta monografía recoge una selección de las obras más destacadas de la arquitecta. Su autora es la profesora Inés Sánchez de Madariaga, que ya firmó otras publicaciones sobre la vida y obra de Matilde Ucelay: “Se trata de ampliar el conocimiento sobre la figura de Matilde Ucelay y facilitar el acceso a esa información”, explica. Editada por Puente Editores, cuenta con una gran variedad de documentación gráfica, tanto de la vida personal de la arquitecta como de su obra.  Además, es una edición trilingüe publicada en castellano, euskera e inglés.

“Una trayectoria excepcional”

Además de ser la primera mujer arquitecta en España -y la primera en ganar el Premio Nacional de Arquitectura, en 2004-, Matilde Ucelay fue una de las pocas arquitectas que tuvieron un estudio en solitario: “Hasta el año 2000, aproximadamente, muy pocas mujeres lo tuvieron en España. Durante muchas décadas han trabajado como funcionarias, o con sus maridos, o en grandes estudios… pero muy pocas consiguieron lo que consiguió ella: hacer sus propios proyectos para su propia clientela”, destaca Sánchez de Madariaga.

libro-matilde-ucelay

Hasta 1975 fueron muy pocas las mujeres que se licenciaron en Arquitectura. “Hasta los años 40 o 50, solo unas cinco. Desde esa época hasta el inicio de la democracia, no llegaron a 30. Durante muchas décadas no había prácticamente mujeres en la arquitectura. Era una profesión absolutamente masculinizada. Por eso, cuando ella estudió en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Madrid, no fue muy bien recibida por muchos de sus compañeros ni de sus profesores”, relata Sánchez de Madariaga.

libro-matilde-ucelay
Casa Oswald en el embalse de Entrepeñas, Guadalajara 1964

Ucelay Terminó los estudios en 1936 tras realizar dos cursos en uno, pero no sin dificultades. La autora del libro destaca la inhabilitación temporal para ejercer la profesión y la definitiva para tener cargos públicos y directivos a las que fue sometida por la dictadura: “Aún así, trabajó enseguida. Cuando no podía firmar proyectos por las represalias, se los firmaban amigos suyos. Desde entonces, no dejó de trabajar nunca en su vida”, remarca.

libro-matilde-ucelay
Matilde Ucelay a pie de obra, hacia 1970

El libro ‘Matilde Ucelay. La primera arquitecta española’, recoge toda esta trayectoria vital y profesional y pone en valor una historia que su autora califica de “excepcional”: “Primero, estudiar arquitectura en su época era ir en contra de las expectativas que se tenían para las mujeres. Segundo, ejercer su profesión durante el franquismo suponía hacerlo en una época en la que las mujeres no tenían derechos civiles. No podían tener una cuenta bancaria a su nombre, no podían viajar, no podían comprar ni una lavadora sin permiso del marido o del padre… Ejercer una profesión liberal como la arquitectura, con todas las responsabilidades legales, económicas y civiles que tiene, y hacerlo ella sola, es realmente una trayectoria muy extraordinaria”.

web