Juegos y deportes en la cubierta rehabilitada del Hospital Gregorio Marañón (Madrid)

0
932
Juegos y deportes en la cubierta rehabilitada del Hospital Gregorio Marañón (Madrid)

Sika

ISSUU

El juego y el deporte tienen efectos positivos en cualquier situación, pero si hablamos del valor que estas actividades significan para los niños ingresados en un hospital, sus beneficios se disparan.

La práctica de juegos y deportes reduce la angustia del niño y le hace apartar su mente de los tratamientos médicos que recibe, le ayuda a socializar de forma positiva con otros niños y con el personal médico y de enfermería y afrontar de forma más optimista su situación.

Estos innegables beneficios han llevado a los hospitales a habilitar zonas para la práctica del juego y el deporte en sus instalaciones. Uno de los últimos centros hospitalarios en sumarse a esta tendencia cada vez más popular, ha sido el Hospital Materno Infantil Gregorio Marañón de Madrid.

El estudio Padilla Nicás Arquitectos firma el proyecto de esta ambiciosa rehabilitación de 550 metros cuadrados de la cubierta de este hospital a iniciativa de la Fundación Juegaterapia. El resultado ha sido la creación de un completo parque infantil para la práctica de juegos y deportes que contrasta con la estética sobria de este hospital, situado en la madrileña calle O´Donnell Madrid y construido en 2003.

La superficie, antes en desuso, se ha transformado en un completo parque para la práctica de juegos y deportes con columpios y toboganes, porterías de fútbol, mesas de ping-pong, futbolín, canastas de baloncesto e, incluso, un pequeño minigolf.

El conjunto se ha vallado con un cerramiento semitransparente de malla que permite admirar unas buenas vistas de Madrid, con la torre del Pirulí, en primer plano.

El equipo de arquitectos puso todo su empeño en crear un «espacio colorido e inesperado que pretende mejorar el día a día de los niños y sus familias, facilitando el encuentro mutuo y acelerando su recuperación».

Juegos y deportes en la cubierta rehabilitada del Hospital Gregorio Marañón (Madrid)

UNA INESPERADA Y COLORIDA PROPUESTA EN UNA CUBIERTA REHABILITADA

«En esta colorida e inesperada propuesta», como definen los proyectistas a la superficie de la cubierta del Hospital Gregorio Marañón, «se posan las manchas de colores que ordenan los espacios exteriores del jardín de una manera vívida y fuertemente contrastada con el edificio original».

Los pavimentos escogidos han sido fundamentales para crear estas «manchas coloreadas», que contienen las actividades deportivas y juegos propuestos y que invitan a los pequeños a jugar.

Painsel SA fue la empresa elegida para la instalación de estos pavimentos por parte de la constructora Telson.