Jesús Tejedor, el dibujo de la realidad

0
1446

Uno de los pintores españoles, que en los años setenta, no tuvo que regresar al realismo pictórico porque siempre estuvo en él, es precisamente Jesús Tejedor Vicente: un superdotado congénito para el dibujo, como lo prueba el hecho de que al mismo tiempo que se iniciaba artísticamente en la escuela matritense de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos, vivía profesionalmente del dibujo publicitario.

Sobre la firmeza de esta base dibujística, Jesús Tejedor, fue forjándose autodidácticamente como pintor: y como pintor completo y poderoso justamente, capaz de tratar la figura humana con maestría, el paisaje con sentimiento y con poesía. Y de hacerlo además utilizando con maestría los procedimientos del óleo y el pastel.

Antonio Cobos. Crítico de Arte

 

La pintura es para Jesús Tejedor su medio de comunicación más expresivo. Cada pincelada suya es como una palabra emitida con correcta pronunciación. No hay en su pintura ningún extraño mensaje cifrado. No hay claves que desentrañar. Su pintura es un lenguaje claro, directo, de segura interpretación; pero repleto de notas y matices de nobles empeños, de imaginación.

Agustín Romo. Crítico de Arte

 

Jesús Tejedor es un analista, un investigador y por eso su obra tiene que ser, necesariamente realista. Pero de un realismo sin adjetivos, ni superlativos innecesarios. Su pintura es, simplemente, «realista», lo que viene a significar que es efectiva, auténtica, pura… Para ello utiliza, especialmente colores cálidos —ocres, gualdas, tierras— que son, dentro de una muy rica paleta, los que definen y dan sentido a la realidad aprenhida. Después, el sentido de profundidad, el volumen, exigirá el empleo de azules o grises que pondrán el contrapunto a su manera de hacer.

Luís Hernández del Pozo. Crítico de Arte

[leer más… en la edición impresa]