Inteligencia urbana aplicada, un legado necesario

0
1140
Inteligencia urbana aplicada

Laura Martínez Alvaro, senior manager de Accenture

En un contexto en el que los países pierden fuerza en detrimento de las ciudades, el foco global está puesto en cómo éstas últimas gestionan de forma más eficiente sus recursos, así como su capacidad para atraer talento y recursos financieros a sus territorios.

Este interés va más allá de la situación de crisis económica acuciante que viven algunas de estas ciudades o del crecimiento imparable que experimentan otras. Todas ellas comparten unos factores comunes como la gestión de los servicios públicos para el acondicionamiento de los núcleos urbanos (la limpieza de vías públicas, la recogida de residuos urbanos, el mantenimiento de zonas verdes, la iluminación, entre otras), la seguridad ciudadana, el transporte o la amenaza de calentamiento global acompañada de la exigencia internacional por cumplir medidas contra el cambio climático. Este contexto común hace que los alcaldes se planteen nuevos modelos de gestión urbana.

Contenedores en Colmenar ViejoEn la actualidad, conviven distintas estrategias e instrumentos de gestión urbana: algunas ciudades apuestan por el conocimiento como motor de la ciudad, otras se centran en impulsar las TICs, la movilidad, la eficienciaenergética, el reciclaje… En general, casi siempre se rigen por el principio de eficiencia y sostenibilidad, no obstante, de forma aislada. Dichas estrategias suelen traducirse en iniciativas dispersas, en soluciones verticales y, en pocas ocasiones, se percibe una apuesta transversal de éstas en la ciudad. Si bien es cierto que los programas de gobierno hablan de ciudad, sientan unas directrices, unos ejes estratégicos comunes, no es menos cierto que a la hora de aplicarlos, de bajarlos al terreno, los distintos responsables de la administración local se ciñen a su ámbito de actuación, lo que a todas luces parece lógico… ¿y es así? ¿Es lo lógico? No lo tengo tan claro y menos en el contexto actual.

En España, según el debatido Anteproyecto de Ley de Racionalización y Sostenibilidad de Régimen Local, pendiente de ser aprobado en estos días, todo parece indicar que primará el principio de sostenibilidad financiera sobre el principio de cercanía al ciudadano. El borrador insta a los ayuntamientos y municipios a aprovechar las sinergias existentes y las economías de escala. Localizar y generar estos ahorros requieren una visión y ejecución transversal de la ciudad. […]