Gestión y control del alumbrado exterior, ¿cómo, dónde y por qué?

0
45
Gestión y control del alumbrado exterior

Sandra Solán. Directora de I+D+i Electrónica de ATP Iluminación

En la actualidad, la gestión del alumbrado público se ha convertido en el tema de moda en ferias y congresos de iluminación. Los sistemas de control más avanzados permiten una gestión remota del alumbrado punto a punto con funciones de diagnóstico, obtención de parámetros de cada luminaria o alertas al instante, entre otras prestaciones. Además de la gestión de la luz, estos sistemas conectados registran datos útiles para tomar decisiones que mejoren la calidad de vida de una población. Por estos motivos, todo el mundo desea contar con sistemas de gestión de alumbrado público, aunque cabe plantearse dos cuestiones: ¿realmente todas las poblaciones tienen las mismas necesidades de gestión del alumbrado?, ¿existen soluciones intermedias entre la gestión punto a punto y la «no gestión»? Afortunadamente, la tecnología actual nos brinda diferentes posibilidades para administrar el alumbrado dependiendo de las necesidades del cliente y el presupuesto del proyecto. A continuación, se describen diferentes sistemas de gestión del alumbrado exterior y se explica para qué situaciones y entornos son más adecuados.

Instalaciones públicas de alumbrado exterior

I. Cambio de perfil horario (gráfico I)

Supongamos que el ayuntamiento de un municipio necesita simplemente cambiar los niveles de iluminación durante dos periodos del año, debido a que existe una variación de población muy importante entre los meses de verano y el resto de estaciones. En este caso, se requeriría un sistema de gestión que nos dé la opción de modificar el perfil horario, pero con una inversión mínima.

Gestión y control del alumbrado exterior

La solución en este tipo de instalación consiste en integrar unos equipos electrónicos que permiten cambiar su perfil horario de regulación aplicando una secuencia de encendidos y apagados desde el cuadro de mando. El sistema solamente requiere dejar preparado en el cuadro un conector con un contacto libre de potencia para poder actuar sobre las diferentes líneas de la instalación. Además de esto, se debe comprar el programador del fabricante de los equipos electrónicos para generar la secuencia de encendidos y apagados necesarios a la hora de cambiar el perfil de regulación. La inversión por parte del cliente se limita, por tanto, a la adquisición del programador (aproximadamente 400 €).