Los ganadores del Festival TAC! se centran en la emergencia climática

0
183

La respuesta a la emergencia climática, ha sido la protagonista de los proyectos ganadores del Festival TAC! para diseñar dos pabellones temporales en Valencia y Donostia-San Sebastián. Mediterráneo del arquitecto Manuel Bouzas ha sido el ganador para el diseño del pabellón en Valencia y Lost Forest de la arquitecta Julia Ruiz-Caballero y Santiago Del Águila han sido los ganadores para el proyecto del pabellón en Donostia-San Sebastián

TAC! Festival de Arquitectura Urbana, una iniciativa llevada a cabo desde la Secretaría General de Agenda Urbana, Vivienda y Arquitectura del Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA), junto a la Fundación Arquia, ha seleccionado Mediterráneo de Manuel Bouzas y Lost Forest de Julia Ruiz-Caballero y Santiago Del Águila como proyectos ganadores de su concurso de ideas.

Estos dos equipos serán los encargados de diseñar los dos pabellones temporales que acogerán la programación en las dos ciudades que serán sede de esta segunda edición del festival cuya temática central girará en torno al papel de la arquitectura en los desafíos a los que se enfrenta el entorno urbano en tiempos de emergencia climática.

Mediterráneo estará situado en la Plaza Músico López Chavarri de Valencia, entre el 14 de septiembre y el 16 de octubre, mientras de Lost Forest se ubicará en la explanada de Sagües, en Donostia-San Sebastián del 10 de octubre al 16 de noviembre.

De las 125 propuestas presentadas, el jurado ha seleccionado estos dos proyectos por su «calidad, así como por los temas que plantean, alineados con la reflexión sobre el papel de la arquitectura en los desafíos a los que se enfrenta el entorno urbano en el contexto actual de emergencia climática».

El uso de materiales sostenibles y reutilizables, la renaturalización de la ciudad, el diálogo entre paisajismo y arquitectura, la economía de medios o la reinterpretación de elementos de arquitectura tradicional habitualmente empleados para mitigar los efectos del clima son algunos ejemplos de la gran diversidad de temas explorados por los participantes a través de la convocatoria.

El jurado también ha valorado positivamente la acogida del concurso y la cantidad de propuestas presentadas, un 30 % más que en la anterior edición. Lo que demuestra la consolidación del programa que, en su vocación anual, busca hacer relevante la arquitectura joven en España, apostar por el talento y brindar la oportunidad de construir una obra pública de referencia, además de unir todo ello a la reflexión sobre lo urbano y lo social.

Pabellón Mediterráneo en Valencia

Mediterráneo de Manuel Bouzas, ha sido seleccionado por «su singularidad al introducir estrategias domésticas en el espacio público». La propuesta destaca por ofrecer diferentes respuestas al contexto urbano desde la tradición y la modernidad y también por fomentar la interacción y el diálogo en la plaza donde se ubicará con el empleo de equipamiento que facilita el uso comunitario.

Para Bouzas, «el pabellón es un homenaje a la persiana mediterránea. Un mecanismo que ha permitido durante generaciones la adaptación de los espacios habitados por el ser humano a las inclemencias del tiempo, ofreciendo la solución más eficaz, sencilla y ligera para protegerse de las altas temperaturas».

Pabellón Lost Forest en Donostia-San Sebastián

Por su parte, Lost Forest, de Julia Ruiz-Cabello y Santiago Del Águila se ha seleccionado por su singularidad al incorporar un tema relevante en la agenda ecosocial, como son los incendios forestales y sus consecuencias en la actual situación de crisis climática, a través de un sistema modular que le aporta un carácter icónico. «El pabellón ofrece a la vez un espacio de cobijo y contemplación, en diálogo con la gran escala de la explanada de Sagües, la ciudad, el mar y el monte», ha destacado el jurado.

Los arquitectos entienden su pabellón «como un lugar de tránsito y de contemplación, un paseo sensorial por la majestusidad de la naturaleza que, aunque calcinada, sigue creando espacios de reflexión».

Como ganadores de la convocatoria, Mediterráneo y Lost Forest recibirán un premio de 12.000€  cada uno y podrán llevar a cabo sus respectivos proyectos con un presupuesto base estimado de 90.000€  para la ejecución del pabellón, que se podrá ampliar con aportaciones de patrocinios.

Proyectos finalistas

Además de los ganadores, se han seleccionado cuatro propuestas finalistas -dos por cada ciudad- y se han otorgado siete menciones -cuatro en Valencia y tres en Donostia-San Sebastián.

En Valencia el segundo premio ha sido para el proyecto ARCA de Eduardo Landia, Tomás García de la Huerta, Xaviera Gleixner, Jonas Klaassen y Sergio Leiva y el tercer premio para Deja huella, de Andrea Gimeno Sánchez, Lluis Juan Liñan, Josep Vicenta Lluch Díaz y Jesús Vassallo Fernández.

En Donostia- San Sebastián, 50_2100 de Álvaro Llera García ha recibido el segundo premio y Jorge Ramos Alderete y Jaime Ramos Alderete han conseguido el tercer premio por su proyecto Crudo sonoro.

La selección de proyectos destacados se ha completado con la mención a los proyectos ¡A la sombra!, BOYAR_3, el pasado es un arma cargada de futuro y MOVIMIENTO Nº1 -en la convocatoria de Valencia- y BAÑOS DE MAR, EQUILIBRIO  y SAREAK -en la convocatoria de Donostia-San Sebastián.

web empresa