Escultura vasca contemporánea en Tolosa

0
1624
KANTU IXILA IX, Koldobika Jáuregui, 145 X 290 X 40, 2007

De cómo un grupo de ciudadanos pudo transformar su entorno

Ha pasado década y media desde que comenzase esta aventura del Circuito de Escultura Vasca Contemporánea de Tolosa. Unos cuantos años ya desde que un grupo de tolosarras, con igual entusiasmo y la misma habilidad para trabajar en red, complementándose unos con otros, que han demostrado en otras realizaciones del CIT, se liasen la manta a la cabeza y comenzasen a mover la idea de llevar el arte contemporáneo a las plazas de su villa.

ATAUTS, Jorge Oteiza, 490 x 500 x 300, 1994Hoy existen otras poblaciones en las que se pueden encontrar mayores colecciones de esculturas al aire libre. Pero la experiencia de Tolosa ha quedado como una iniciativa singular. Porque aquí no es una fría institución la que decide adquirir obras de arte para decorar sus calles sino que el proyecto es fruto de un grupo de ciudadanos particulares, agrupados en el Centro de Iniciativas de Tolosa, que toman conciencia de que pueden aportar algo a su villa, desde una hoy en día inusual concepción de que el espacio público es de todos y que también desde la iniciativa privada se puede contribuir a mejorarlo.

En el caso de Tolosa, son los ciudadanos los protagonistas, los impulsores de un proyecto al que, de alguna manera, se sienten obligados a sumarse los artistas y las instituciones. La Muestra Permanente de Escultura Vasca Contemporánea de Tolosa demuestra que son posibles otras formas de funcionamiento. Y que se pueden superar los múltiples problemas que surgen en caminos como éste, con tesón e inteligencia, contra viento y marea.