Adecuación energética de edificio en Plaza del Arenal. Chiclana de la Frontera, Cádiz

0
1594
Plaza Arenal, Chiclana

ANTECEDENTES DE LA OBRA

Se trata de cinco edificios de uso residencial que albergan 90 viviendas y que tienen una superficie total construida de 11.000 metros cuadrados. La Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía, como titular de los edificios promueve las obras con el propósito de acometer actuaciones de reparación y rehabilitación energética.

La antigüedad de la edificación es de aproximadamente de 30 años. La estructura está compuesta de pilares de hormigón y forjados planos sin vigas, formados por retícula ortogonal de nervios resistentes y emparrillado. Los cerramientos están formados por ½ pie de ladrillo hueco doble, aislamiento y tabique hueco sencillo, enfoscado y pintado tanto por el interior como por el exterior. La cubierta es invertida.

Los edificios presentan un estado de deterioro en las fachadas debido a la pérdida del revestimiento exterior produciéndose numerosas fisuras. Las cubiertas presentan problemas de estanqueidad y las condensaciones que se producen en las viviendas obligan a intervenir en el aislamiento térmico de las mismas.

La intervención por parte de SOECO, empresa aplicadora ejecutora de esta obra, se limita con carácter general a la reparación o reposición de elementos comunes de los edificios y a la rehabilitación energética de aquellos elementos que lo requieran siguiendo criterios de optimización energética y mejorando su confort, sin que en ningún caso se produzca transformación espacial y física sobre los mismos.

Plaza Arenal, Chiclana

SOLUCIONES ELEGIDAS
Cubiertas
Sustitución de cubierta invertida existente

Se elige como solución de impermeabilización la membrana Sikaplan TM. Esta membrana es compatible con productos bituminosos por lo que es una solución perfecta para la rehabilitación de cubiertas antiguas. Gracias a su composición química no migran sus plastificantes, por eso no se ridigiliza con el tiempo.

Esta membrana está diseñada para ser aplicada tanto en cubiertas donde la impermeabilización queda expuesta a la intemperie como en cubiertas invertidas en las que se coloca sobre ella algún tipo de lastre o cubrición . Es una membrana resistente a los agentes exógenos (UV, granizo, lluvia ácida, etc.) y endógenos (cargas mecánicas, vapor de agua, etc.) y contiene retardadores de llama. En nuestro caso se decide que debe quedar permanentemente expuesta a la intemperie sin lastre o cubrición.