Cónica y Venus, N, ENEC y CB

0
56
conica-venus

Las acreditaciones avalan en un ámbito mundial las características IP66, IK10 y Clase II de las luminarias.

Las familias Cónica y Venus LED de ATP Iluminación han obtenido recientemente los certificados N, ENEC y CB tras la evaluación de AENOR, y completan así lo empezado por las series Siglo, Plaza, Malaki, Villa, Villa Royal y Enur. Esta nueva incorporación significa que toda la gama LED de la firma dispone ya de las máximas garantías internacionales de calidad y seguridad.

Como sucedió con las luminarias certificadas anteriormente, las Cónica y Venus superaron satisfactoriamente en el Laboratorio Central Oficial de Electrotecnia (LCOE) las pruebas exigidas por la Asociación Española de Normalización y Certificación, lo que acredita sus grados IP66, IK10 y Clase II. Los tres certificados, en su conjunto, tienen alcance mundial: el N es para España; el ENEC, para Europa, y el CB está reconocido en más de 50 países del resto del globo.

IP66+, IK10+ y Clase II+: hermeticidad, dureza y seguridad eléctrica más allá de la norma

Al igual que el resto de luminarias fabricadas por la firma, las series Cónica y Venus van más allá de la norma y superan con amplio margen las pruebas establecidas para la obtención de los tres certificados, de ahí que ATP le añada el “+” a la nomenclatura IP, IK y Clase II: 

conica-venus
Las familias Cónica y Venus LED de ATP Iluminación, con Disipador Laminar® y Difusor Confort®.

IP66+: La hermeticidad IP66 de las Cónica y Venus abarca toda la envolvente de la luminaria, en lugar de limitarse al bloque óptico. Los equipos y demás componentes eléctricos y electrónicos del farol quedan así totalmente protegidos de la posible penetración de líquidos y partículas sólidas.

IK10+: Ambas series aguantan ensayos de impacto superiores a 50 julios, lo que representa más del doble que el máximo fijado por la norma IK (IK10, 20 julios).

Clase II+: Las Cónica y las Venus cuentan con una resistencia dieléctrica –intensidad de voltaje necesaria para que un cuerpo aislante pase a conducir la electricidad– de 175 000 voltios, es decir, 60 veces lo exigido por la norma para conseguir la Clase II.

Las citadas características hacen que estas luminarias sean extraordinariamente seguras y duraderas, y que mantengan un correcto funcionamiento hasta en los climas más extremos. Es por ello que cuentan con una garantía real de 10 años, la más larga del sector.

Las últimas innovaciones en alumbrado público LED: Disipador Laminar® y Difusor Confort® en las Cónica y Venus

Las dos familias incluyen de serie el Disipador Laminar®, un sistema exclusivo de gestión térmica diseñado y patentado por ATP para solventar el sobrecalentamiento de los módulos LED y aumentar su vida útil. Este dispositivo reduce la temperatura de trabajo del LED en un 21 % y alarga su vida útil en más de 21 000 horas.

Opcionalmente, tanto las Cónicas como las Venus LED pueden suministrarse con Difusor Confort®, una pantalla de polímero técnico especialmente concebida para mitigar el deslumbramiento de los viandantes sin sacrificar la eficiencia y rendimiento extraordinarios de la tecnología de diodos.

web empresa