Logroño celebra la segunda edición de Concéntrico, primer festival de arquitectura efímera en nuestro país

0
1199
Segunda edición de Concéntrico en Logroño

Fotografías: Josema Cutillas

Inspirado en el Festival des Architectures Vives de Montpellier, Concéntrico 02 propone hablar de ciudad, de las transformaciones que se están viviendo y de las necesidades de sus habitantes, a través de siete instalaciones realizadas en puntos poco transitados del corazón de Logroño que el Festival invita a descubrir de la mano de la figura del arquitecto como observador de la ciudad y de las necesidades de sus habitantes.

El Festival, celebrado entre los días 28, 29 y 30 de abril y 1 de mayo, estuvo  dirigido por el arquitecto Javier Peña, y organizado por la Fundación Cultural de los Arquitectos de La Rioja (FCAR) en colaboración con el Ayuntamiento de Logroño, Garnica y el Cedir. A esta edición se han sumado además Goethe Institut, el Instituto Cervantes, el Museo Würth La Rioja y Acción Cultura Española.

concentrico-arquitectura-efimera
Daniel Montes y Sara Canalejas. “Artefactos”. Plaza de Santa Ana.

El 1 de mayo se cerró en Logroño Concéntrico 02, el festival de arquitecturas efímeras en el que arquitectos y diseñadores reflexionaron sobre el espacio público a través de intervenciones arquitectónicas pensadas y realizadas de forma específica para redescubrir cada ubicación.

La segunda edición de Concéntrico reunió en la capital riojana a equipos de arquitectos y diseñadores de distintos puntos de España y Francia, donde se celebra el Festival des Architectures Vives de Montpellier que ya va por su undécima edición y que es el evento de referencia de Concéntrico. La presencia francesa se debió precisamente al intercambio de equipos que se va a producir este año entre ambos festivales.

Aunque próximo a otras experiencias en el ámbito de la arquitectura efímera en espacios públicos como el caso de Madrid Abierto, Los patios de geranios en Córdoba o las Alfombras de flores en las  escaleras de Girona, Concéntrico busca, sin embargo, hablar de ciudad y de las transformaciones que ésta ha tenido desde sus entrañas. Por ese motivo, y teniendo en cuenta la labor social del arquitecto como observador de la ciudad y de las necesidades de sus habitantes, se traza un festival cuyo briefing de partida no es otro que definiciones sobre cómo se han configurado esos espacios y cómo han repercutido en la ciudad, más allá de aspectos estéticos o formales.