Nueva gama de bolardos Hörmann para seguridad en las ciudades

La nueva gama estará disponible en diámetros de 127 y 220 milímetros

0
399

Con el objetivo de satisfacer las necesidades de los clientes y ofrecer soluciones óptimas para cualquier situación, Hörmann presenta una amplia gama de bolardos fabricados en diferentes diámetros

El éxito alcanzado de los bolardos de 275 milímetros en alturas de 600 milímetros y 800 milímetros, ha hecho que Hörmann pusiera el punto de mira en nuevas versiones, más pequeñas con diámetros de 127 milímetros y 220 milímetros, ideales para un uso frecuente, con una capacidad de hasta 100 ciclos al día para los primeros y hasta 1.000 ciclos para los segundos.

Los bolardos de menor diámetro son especialmente recomendados como medida de protección contra robos en las entradas de comercios, junto a los escaparates. Han sido probados por TÜV Rheinland y tienen una alta resistencia al impacto de 150 KJ.

La misma unidad de control puede manejar hasta 3 bolardos simultáneamente en su versión A-127, mientras que en las versiones A-220 y A-275 se pueden controlar en múltiples de 3 con un máximo de 9 unidades.

Además, el motor eléctrico integrado en el bastidor no requiere aceite hidráulico, lo que facilita su mantenimiento y reduce el impacto ambiental.

Bolardos automáticos con automatismos hidráulico A-127mm

Hörmann ofrece una versión más pequeña de estos bolardos con un diámetro de 127 milímetros, disponible tanto en una altura de 600milímetros como en altura de 800 milímetros, con las mismas características para ambas alturas.

Bolardos diámetro 127milimetros AISI.304

Estos bolardos resultan adecuados para un uso frecuente con aproximadamente 2.000 ciclos al día. Además, se pueden controlar varios bolardos desde una sola unidad de control, que puede estar ubicada hasta 80 metros de distancia de los bolardos instalados.

Además, el mecanismo de estos bolardos, igual que los anteriores, pude soportar temperaturas que van desde los 70 grados hasta los 40 grados.

Bolardos semiautomáticos

La firma, también ha ampliado su línea de bolardos semiautomáticos con el modelo de 127 milímetros de diámetro. Este nuevo modelo mejora la oferta de este segmento, que está especialmente diseñado para un uso ocasional (alrededor de 5 ciclos al día) y no requiere alimentación eléctrica, a diferencia de los modelos anteriores.

El bolardo cuenta con un muelle integrado que permite su elevación de forma automática mediante el uso de una llave triangular de 11 milímetros (también se puede utilizar una cerradura semicilíndrica tipo DIN 18252 como opción).

Bolardos extraíbles

Estos bolardos están diseñados para hacer un uso ocasional, aproximadamente dos veces al día. Están disponibles en dos tamaños: un diámetro de 127 milímetros en alturas de 600 y 800 milímetros, y un diámetro de 220 milímetros en alturas de 600 y 800 milímetros.

Bolardo extraíble D275 instalado en la calle Diputacio de Barcelona Comte Urgell

Además, se pueden desmontar fácilmente sin necesidad de herramientas. Cuando se retira el bolardo, la base empotrada en el suelo queda cerrada y oculta.

Bolardos fijos

Otra de las novedades de Hörmann en bolardos es el lanzamiento de un nuevo tipo de bolardo fijo con placa inferior, con un diámetro de 127 milímetros, que se suma a las opciones ya existentes de 220 milímetros y 275 milímetros de diámetro.

El diámetro de 127 milímetros, también está disponible en los bolardos fijos con cuatro puntos de anclaje en el suelo, junto con las opciones existentes de 220 y 273 milímetros de diámetro. Ambos modelos presentan un diseño estético que se combina con las otras versiones disponibles y opcionalmente se les puede añadir iluminación LED.

Estos bolardos fijos permiten asegurar una protección perimetral vehicular en edificios sin necesidad de crear un paso alternativo.

Bolardos extraíbles y fijos

En cuanto a los bolardos de diseño, responden a las crecientes necesidades del mercado en términos de movilidad y protección, con nuevos diámetros. Los bolardos de 140 milímetros de diámetro y altura de 900 milímetros tienen una base extraíble y una llave de tan solo 7 kilos de peso. Además, se ofrece la opción de una versión fija para ser empotrada en el suelo, especialmente útil para el estacionamiento de bicicletas.

web empresa