El Ayuntamiento de Bilbao construirá una pasarela para unir Monte Cabras con Elorrieta y el nuevo Paseo del Canal

Dispondrá de 1.286 metros de longitud un ancho mínimo de dos metros y pendiente máxima del 8%

0
767
bilbao-pasarela

Las dos pasarelas de madera proyectadas por el Consistorio para Artxanda ya están en ejecución y su construcción supone la conexión entre el Anillo Verde y la Ría, a través de dos itinerarios peatonales y accesibles que integrarán y acercarán este entorno a Zorrotzaurre y al resto de la ciudad

El Ayuntamiento de Bilbao ha iniciado los trabajos de ejecución de la segunda de las pasarelas de madera previstas para Artxanda, la que conectará Monte Cabras con Elorrieta. Con lo que las dos pasarelas previstas para generar itinerarios peatonales y accesibles entre Artxanda y Zorrotzaurre ya están en ejecución, ya que a principios de noviembre arrancaron las obras de la primera.

bilbao-pasarela

Las dos pasarelas arrancan en el mismo lugar: en el puente peatonal existente entre la carretera BI-604, en las inmediaciones del Colegio de las Esclavas de Fátima.

bilbao-pasarela

La primera ascenderá hasta la cima del Monte Banderas, para continuar por Berriz bidea, hasta conectar con el Paseo Mirador de Artxanda, lo que supondrá 1,5 kilómetros de longitud.

La segunda pasará por la ladera de Monte Cabras y llegará hasta Elorrieta, para conectar con otro itinerario peatonal: el camino Ibarrekolanda, que supondrá un total de 1.286 metros de longitud.

Construcción en madera

Sustentadas sobre pilares aislados, se construirán íntegramente en madera y estarán dotadas de alumbrado. Tendrán un ancho mínimo libre de obstáculos de dos metros y una pendiente máxima del 8%, contando en todo el recorrido con barandilla y doble pasamanos.

bilbao-pasarela

Cada una de ellas contará además, de dos miradores desde donde descansar y poder contemplar la panorámica de la ciudad. La barandilla en el frontal de los miradores será de vidrio laminado y templado, para facilitar la vista del paisaje.

La ejecución de la obra pretende ser lo más respetuosa posible con el entorno natural y por eso los trabajos se realizarán principalmente de forma manual, utilizando maquinaria de pequeñas dimensiones en caso de ser necesaria y compatible con las grandes pendientes del terreno.