El árbol en el diseño urbano

0
1218
ÁRBOL EN DISEÑO URBANO

Por Josep Selga

Apreciado lector, te propongo un pequeño ejercicio de imaginación. Piensa en una calle arbolada e imagínala sin árboles.

Observa atentamente todos los aspectos que han cambiado desde los parámetros físicos (temperatura, humedad, radiación, calidad del aire…), los biológicos, (presencia de avifauna, biodiversidad, continuidad…), los de percepción (luz-sombra, variabilidad estacional, sensación de confort, significado, proximidad, relación de escala…) y los sociales (diversidad de usos, posibilidad de permanencia y de encueuntro…).

¿Crees que es la misma calle? ¿Realmente consideras que los cambios son meramente ornamentales?

¿Qué aporta el arbolado al espacio urbano?

Considerar al árbol como un mero elemento ornamental es un lujo que no nos podemos permitir. El recurso árbol ofrece una gran variedad de respuestas a las necesidades del hombre en el medio urbano.

ÁRBOL EN DISEÑO URBANOCalidad ambiental

El arbolado actúa como regulador ambiental del medio urbano. Aparte de su evidente contribución a la mejora del aire y como sumidero de CO2 hay una clara aportación a la regulación térmica y lumínica.

Pero no se trata de cuantificar los parámetros ambientales desde una perspectiva meramente descriptiva, sino de mejorar la habitabilidad del espacio público urbano.

El arbolado es el elemento urbano que más contribuye al confort del espacio público.

Calidad de vida

El árbol es un referente que nos conecta con otras formas de vida y con nuestra memoria filogenética.

La demanda de espacios verdes no es reflejo de una simple moda, sino la expresión de una necesidad que explica el valor simbólico de la Naturaleza.

La Naturaleza actúa como entorno restaurador de la fatiga que produce la atención dirigida del entorno urbano.

Calidad social

La idea de ciudad está íntimamente relacionada con la idea de espacio público como lugar de encuentro de la mayoría de las funciones urbanas.

Los espacios arbolados son lugares que posibilitan la diversidad de usos y favorecen la permanencia y el encuentro. Es decir hacen el espacio urbano más humano.

Calidad paisajística

El arbolado puede actuar como elemento organizador de la trama urbana, como cubierta de nuestras calles y para dar escala a los edificios.

Los espacios arbolados confieren identidad, estructura y significado al paisaje urbano [leer más… en la edición impresa]